Biodiversidad y multitud de paisajes, de recursos naturales, capaces de satisfacer los gustos, necesidades y aficiones de cualquier tipo. La provincia cuenta con dos reservas de la Biosfera, declaradas por la UNESCO: Parque Nacional de Monfragüe, en el que anualmente se celebra la Feria Internacional de Turismo Ornitológico, y el Parque Natural del Tajo Internacional.   

Además, en Cáceres se localiza el  Geoparque Mundial UNESCO Villuercas-Ibores-Jara, con su relieve apalachense. Existen reservas naturales como la Garganta de los Infiernos, el  Monumento natural  la Cueva del Castañar o Los Barruecos, paisajes protegidos, como el de Valcorchero y la sierra del Gordo y Zonas de Especial Protección de Aves (Zepa) hacen de la provincia un paraíso natural. 

Agua, en todas sus versiones:  Extremadura  alberga  el 27% de las  reservas  de  agua  de España y es la región con más kilómetros de costa interior, con hasta 40 zonas de baño.  

Al norte de la provincia de Cáceres se encuentran numerosas gargantas, cascadas y piscinas naturales que son un deleite para la vista. En la zona más central  se encuentran  pantanos y embalses de mayor envergadura, que posibilitan  practicar  deportes acuáticos (buceo, piragüismo, windsurf, esquí acuático…).