Madroñera

Madroñera

Datos

2492 Habitantes
132.91 km²
Grupo de acción Local:
ADICOMT

Mapa de Madroñera

Descripción de Madroñera

Madroñera está situada entre las tierras de la meseta Trujillano-Cacereña y la Sierra de las Villuercas, en el sureste de la provincia de Cáceres, de cuya capital dista 62 km. Tiene una superficie de 139’91 km2 y está a 589 m de altura sobre el nivel del mar. Limita al norte con Aldeacentenera, al sur con Santa Cruz de la Sierra, al este con Garciaz y al oeste con Trujillo. Los terrenos pizarrosos de Madroñera dan cobijo a dos arroyos: el Hornillo y el Garlito, que desembocan en el río Magasca, ya en el límite con el término de Trujillo.

Historia.

Madroñera se fundó probablemente a finales de la Edad Media como pueblo perteneciente a la tierra de Trujillo, tras reconquistarse Trujillo e iniciarse el proceso repoblador en sus alrededores. Según cuenta una leyenda local, la repoblación del lugar la hicieron unos colmeneros de Serradilla. Esta leyenda podría tener cierta base real por las similitudes en la lingüística de ambas localidades, pues el dialecto tradicional de Madroñera es similar al dialecto extremeño que se habla en Serradilla.

No se sabe el año exacto de su fundación, pero sí que en 1551 lo estaba. En 1558 don Gutierre Vargas Carvajal, obispo de Plasencia, compró a Su Majestad haciéndole villa, y falleciendo en 1559, hizo cesión de la compra en don Alonso Ruiz de Albornoz, regidor de la ciudad de Trujillo. A su muerte, la villa pasa a ser propiedad de Isabel Martínez, su viuda, y tras ella a su nieto Pedro Ruiz de Avilés, quien una vez superada su minoría de edad se emplea a fondo en el gobierno de la villa. De este momento datan las primeras ordenanzas municipales propias de la villa, redactas en 1592. Tras la muerte de Pedro Ruiz de Avilés, el señorío de la villa recae, primero, en doña María de Sanabria y, después, en Teresa Carrillo de Albornoz, siendo tras la muerte de esta última en 1621 cuando la villa pasa a manos de Alonso de Santa Cruz y Sanabria, produciéndose un cambio de linaje dentro del señorío que culminaría con la consolidación del mismo por medio de la fundación de un mayorazgo. Será en manos de esta línea familiar en manos de quien permanecerá el señorío durante todo el Siglo de Oro, hasta la llegada en la segunda mitad del siglo XVII de los Chaves-Mendoza y los Pizarro-Carvajal. En 1791 era señorío de Juan Calderón Laso, vecino de Almodóvar del Campo.​

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Trujillo. En el censo de 1842 contaba con 580 hogares y 2082 vecinos.

Patrimonio y fiestas en Madroñera

Patrimonio: 

  • Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción.
  • Mona del Rollo.
  • Ermita Vieja.
  • Ermita del Cerro.
  • Ermita Nueva.

Fiestas: 

  • Fiestas Patronales en honor a la Virgen de la Soterraña, primer fin de semana de agosto.
  • Jueves de "Comadre", jueves previo al carnaval.
  • La Gira, lunes de pascua.
  • Las niñeras, 24 de diciembre.
  • Los Quintos, mes de febrero.

Infraestructuras en Madroñera

Farmacia
Consultorio médico
Servicios Sociales
Policía Local
Guardia Civil
Colegios Infantil
Colegios Primaria
IES
Autobús interurbano
Estación de autobús
Gasolinera

Servicios culturales y deportivos

Universidad popular
Casa de la Cultura
Polideportivo
Piscina municipal

Dormir y comer

Hostales
Apartamentos turísticos
Casas Rurales
Restaurantes
Bares
Cafeterías

Dotaciones y actividad productiva en Madroñera

La economía del municipio está basada en la construcción, ganadería, agricultura y comercio.

Cuenta con  aproximadamente 190 empresas activas.

Destacado o singular en Madroñera

Madroñera es un municipio de leyendas, pero destaca especialmente la siguiente:

En la villa se cuenta que antiguamente se creía en los encantos, por lo que había quien contaba historias relacionadas con la brujería. Pilar Montero Curiel, nieta de Marciano Curiel Merchán, quien dedicó su vida a recoger folclore típico de la zona y prestó su nombre a uno de los dos colegios de educación primaria de Madroñera, realizó un estudio sobre este tema.​ En él se cita la creencia en seres mitológicos como las brujas. Cuando preguntó a gente de la zona, está respondía que antiguamente se creía que las brujas eran jóvenes que desobedecían a sus padres y éstos las maldecían. Por tanto, ellas se escondían y asustaban a quien veían a su paso. Era común que circularan leyendas sobre este tipo de seres mitológicos e, incluso, que se bromeara sobre este tema.

Espacios disponibles en Madroñera

No hay espacios disponibles